0

¿Reaccionará Cámara?

Si ha habido un fin de semana goloso en lo que a información política y «guerra» de medios se refiere en la Región de Murcia, ha sido este último. Bueno, lo que es Política (así en mayúsculas), nada; más bien a lo que concierne a las cañerías internas de los partidos y más concretamente del PP (siempre se tiende a confundir la Política con la otra política o ese arte barriobajero de apuñalamiento interno que lleva implícito la partitocracia en la que vivimos).

Todo se destapó el pasado viernes con un artículo de Ángel Montiel (quién si no) en el diario La Opinión. Venía a decir que la promesa de no volver a presentarse por parte de Ramón Luis Valcárcel a las próximas elecciones autonómicas como presidente de la Comunidad de Murcia estaría siendo reconsiderada por éste.

La Verdad salió el sábado intentando desmontar la exclusiva, en portada pero en pequeño, tal y como acostumbra este periódico a valorar las noticias importantes: «Valcárcel reitera su compromiso de que no se presentará a la reelección»; La Opinión se mantenía en sus trece y titulaba: «Valcárcel reconoce que recibe presiones para que vuelva a presentarse». El diario de Vocento no tuvo más remedio que sacar a Julián Mollejo el domingo con dos páginas para reconocer la noticia, echar en cara la filtración al vecino de enfrente y enredar la cuestión para que luego no se diga: «Operación ’Valcárcel quédate’»; el subtítulo de la portada era que «el presidente recurre a viejas tácticas para justificar su continuidad en el poder» y que «su objetivo es evitar que Cámara se consolide como posible sucesor».

Hoy Ramón Luis Valcárcel ha tenido que salir a la palestra con un artículo en el mismo periódico para poner las cosas en su sitio. No había más remedio. La cuestión se estaba ya desmadrando, sobre todo al aparecer la información en el periódico de las esquelas y en la manera en la que lo hizo. Pese a que la tensión entre los dos mandamases del Partido Popular en Murcia es vox populi para muchos, no es menos cierto que la actitud de ambos ante la opinión pública ha sido siempre de una corrección absoluta y el problema es desconocido para todo aquel que no le interesa la política: es decir para el 90% de la población. Cuestión diferente es lo que se mueve en los «ambientes» y lo que en privado pueda estar pasando entre ellos y entre sus respectivos seguidores.

Es normal que mucha gente dentro del PP y fuera de él, vean al número dos durante tantos años como el natural recambio del número uno. Lógico. También es normal que el presidente quiera repetir ahora, o bien por la situación de crisis que padecemos, o porque el partido no se rompa o porque simplemente le sale de sus simples bemoles por sus repetidos éxitos electorales. Valcárcel ya ha hablado. ¿Reaccionará en esta ocasión Cámara ante los rumores de la sucesión?, ¿Lo hará al estilo Gallardón o a lo Esperanza Aguirre?

12

El PP haciendo amigos

Victor Gago

Como bien dice Elentir: «Maruja Torres llama «hijos de puta» a los votantes del PP, y el PP no pone denuncia. El Alcalde socialista de Getafe llama «tontos de los cojones» a los votantes del PP, y el PP no pone denuncia. La presidenta socialista del Parlamento Gallego llama «pandilla de gilipollas» a los diputados del PP, y el PP no pone denuncia. Un periodista liberal critica al PP -sin insultar- desde un medio de derechas, Radio Intereconomía, y el PP le planta en plena Nochebuena una denuncia en la que le acusa de cometer un delito de injurias y le pide una indemnización.»

¿A qué está jugando este nuevo PP?

0

Murcia, entre las CC.AA. con menos volumen de deuda

Según informa Europapress, Murcia fue, en el segundo trimestre de 2008, la quinta Comunidad Autónoma que menos deuda acumuló, 676 millones de euros, y si se toma el ratio deuda/Producto Interior Bruto (PIB) se encuentra en el penúltimo lugar. Además, consiguió reducir su endeudamiento respecto al mismo periodo de 2007.

Si descontamos al País Vasco, que a pesar de su pufo es capaz de tener una deuda del 0,7 por ciento, Murcia es la comunidad autónoma menos endeudada de toda España. Y ello a pesar de la deuda histórica que mantiene ZP con nosotros por el incremento de población que hemos tenido durante todos estos últimos años en la comunidad murciana. Juan Bernal fue un magnífico consejero de economía y su marcha fue un motivo de preocupación para muchos. Su línea marcada, la misma de control del gasto público que tanto le agradecimos al tándem Aznar-Rato, está siendo respetada por sus sucesores bajo el control de Valcárcel que en este caso si que intenta aplicar las máximas que se le presuponen a un presidente del Partido Popular.

Todo lo contrario que Camps, por ejemplo, o de Gallardón, el más sangrante. Populistas que prefieren fortalecer su ego personal a costa del erario público y del endeudamiento de las generaciones futuras. Gallardón obstenta el recórd de un organismo público y entre abril y junio de este año incrementó su deuda un 7 por ciento, hasta los 6.366 millones de euros, lo que contrasta además con el descenso del 11,8 por ciento de la deuda del ayuntamiento de Barcelona, que suma 752 millones de euros, por ejemplo. De todas formas son los socialistas los que más cariño le toman a lo de la deuda. Según el ratio deuda/PIB y quitando el caso de Valencia que vuelve un trimestre más a situarse a la cabeza de la deuda autonómica, con un volumen que alcanza el 11,1 por ciento de su PIB, se encuentran en la cabeza del ránking Cataluña y Baleares, ambas con el 8,8 por ciento, o Galicia (6,5 por ciento), todas ellas por encima de la media (5,9 por ciento) y todas gobernadas por el PSOE. Qué casualidad…

0

Hacia el abismo

El Partido Popular ha perdido definitivamente su condición de partido nacional afectado irremediablemente ya por la metástasis del discurso de las diecisiete españas. Fueron muchos los que alabaron a Mariano Rajoy tras designar como segunda de abordo a María Dolores de Cospedal. Incluso aquí en Murcia, a pesar del recelo interno, se cerraron filas públicamente entorno a la lideresa manchega. Su labor está siendo encomiable si realmente Rajoy quiere que el partido empiece a ser simpático en aquellas regiones en los que no están bien vistos. Y la verdad es que no cabe duda que lo está logrando… Sí, están siendo la mar de simpáticos para aquellos que únicamente buscan su desaparición, porque simple y llanamente van camino de la clandestinidad en esos territorios y van camino de la pérdida de su hegemonía en aquellos en los que aún gobiernan. Y a todo ésto con ZP gobernando…

Ahora, a unos meses de la derrota electoral y del congreso del partido tenemos a Nuñez Feijoo por un lado perdiendo votos en las encuestas de las elecciones gallegas; Basogoiti por el mismo camino en el País Vasco; Miguel Sanz, el navarro foráneo, amagando con el apoyo a ZP con los presupuestos; Sánchez Camacho haciendo todo lo posible para terminar de hundir el partido en Cataluña; y la propia Cospedal enfrentándose con Camps y Valcárcel por el trasvase del Tajo, olvidándose de los acuerdos pactados y marcados en materia de agua en el propio partido. Lo malo es que se está empezando a hablar más de los barones y personajillos periféricos que de las ideas y principios que defiende su electorado.

Para aquellos que pensaban que tras el congreso a la búlgara de Valencia todo iba a ir a mejor, aquí tienen los resultados. Poco a poco se nos va dando la razón a aquellos que fuimos vilipendiados como agoreros y lacras para el partido por avisar del desastre del congreso de Valencia, aunque nunca hayamos pertenecido al mismo. Y es que lo peor no es la caída del PP; lo peor, es la deriva de España hacia al abismo si se consumase el hundimiento.

0

Marchando un discurso

Los discursos de los políticos en las ocasiones importantes los marcan y los describen. Angel Acebes ha pronunciado uno al inicio del famoso congreso búlgaro. He extraído un par de párrafos:

«Fueron esa vocación de convivencia, ese compromiso con el consenso y con la Constitución, y esa pasión por la libertad los que nos movieron a recoger millones de firmas contra un Estatuto que separa, divide y discrimina a los españoles. Y también los que nos llevaron a convocar una gran manifestación en Madrid para denunciar las reiteradas cesiones del Gobierno ante el chantaje de los terroristas.

No fueron decisiones fáciles. Lo fácil hubiese sido protestar un poco y no hacer nada. Pero nosotros optamos por asumir nuestra responsabilidad. Un partido que por oportunismo, indecisión o comodidad renuncia a defender sus ideas deja de tener sentido y deja de tener utilidad. Pasa a ser prescindible y muy pronto se vuelve irrelevante.»

../..

«…El Gobierno de José María Aznar había conseguido un verdadero hito en la lucha contra el terrorismo al expulsar a ETA de las instituciones. Fue un éxito colectivo: un consuelo para las víctimas del terrorismo. Y una victoria de la democracia española sobre el fanatismo y la sinrazón.

Ninguno de nosotros podía imaginar entonces lo que iba a ocurrir. En un gesto de irresponsabilidad sin precedentes ni justificación, el nuevo presidente del Gobierno socialista iba a arrojar esta gran conquista por la borda, permitiendo la vuelta del brazo político de los terroristas, primero al Parlamento vasco bajo las siglas del Partido Comunista de las Tierras Vascas y luego a los ayuntamientos bajo el disfraz de ANV.

En ambos casos, correspondió a nuestros compañeros del País Vasco liderar la defensa del Estado de Derecho y de la dignidad de nuestra democracia. Lo hicieron de manera ejemplar, con el profundo sentido ético y el coraje insobornable que les han convertido en referentes morales y políticos para millones de españoles.
Como dijo Churchill de los aviadores británicos que defendieron al pueblo de Londres del bombardeo nazi, «nunca tantos le debieron tanto a tan pocos».

Nunca podremos agradecer lo suficiente a ese puñado de hombres y mujeres que, con María San Gil a la cabeza, llevan años luchando contra viento y marea, contra la cobardía de unos y las amenazas de otros, para que todos y cada uno de los españoles tengamos plena libertad.

La imagen de Regina Otaola izando la bandera de España en lo alto del ayuntamiento de Lizartza quedará en la memoria colectiva como uno de los momentos más nobles, más conmovedores y más dignos de la historia del Partido Popular. «

Aquí se puede leer entero.

0

¿Y el PP de Murcia?

El otro día informé, para todo aquel que no lo supiera, que Martínez-Abarca estaba en el diario El Faro escribiendo sobre lo que sucede políticamente en Murcia. Es importante porque no quedan -si es que alguna vez hubo una caterva de opinadores de lo que se cuece por aquí, que creo que no- muchos que se dediquen a escribir y a comentar sobre la política murciana en la prensa regional.

Para el quiera saber un poco más del PP de Murcia y sus circustancias no hay más que pinchar en los enlaces, ya que esta semana ha venido por su parte cargada de bastante información:

«Se debe hablar de lo urgente sólo cuando se haya pasado la ocasión de reaccionar a tiempo. Si quieren saber la verdad, a Valcárcel, tenido por oriental (me imagino que no por sus ojos de rendija, aunque también), pregúntenle por el congreso y la crisis del PP sólo cuando sea urgente al estilo chino, o sea, cuando haga años desde que esté resuelta.» Más, aquí.

«Parece raro que nadie vaya contando por ahí que el secretario general del PP murciano, Miguel Ángel Cámara, está enfadado con Valcárcel porque no ha respetado el orden de sucesión natural a la corona dejando la presidencia en sus manos. O que tampoco nadie vaya contando que el ex vicepresidente del Gobierno murciano, Antonio Gómez Fayrén, también está enfadado con el mismo Valcárcel por impedir que Cámara sea presidente y así él poder ser alcalde de Murcia por haber dejado el actual burgomaestre el sillón libre, ya que Delegado del Gobierno mientras los sorayos y lassallos no se hagan mayores y ganen las elecciones generales no va a poder ser. Y hay una buena razón para que nadie vaya contando ninguna de las dos cosas: porque a Cámara y a Fayrén todavía no les ha dado tiempo a enfadarse. No se pueden enfadar en la crisis de la sucesión de Valcárcel porque de momento no hay tal crisis y no hay tal sucesión.» Y aquí.

«Me encuentro con una joven promesa, sin embargo ya establecida desde ha mucho en puestos de responsabilidad de la Mujer y aledaños, del PP murciano. La conocí al llegar a su primer sillón por ‘dedazo’ directo de Valcárcel, llena de candor, y el candor sigue en sus rasgos, pero me asegura que ya no en su interior. «Me he decepcionado con muchas personas, te lo digo de verdad». Qué me va a contar a mí.» O aquí.

0

El cubilete 2

En Trileros, el último post de Mary, se nos presenta tres opciones ante la noticia del día: el juicio contra Federico Jiménez Losantos, por las supuestas injurias a Gallardón, el primer hombre en contar desde cero al infinito dos veces.

«¿Dónde está la bolita?

Cubilete 1.- Fede ha sido vilmente vendido por sus amigos pepetillos. Va a salir malparado. Beneficiarios: los pepetillos, que salen unidos a modo «Fuenteovejuna» y eso, de cara a julio, viene bien; los coperos, que están hasta el gorro de las travesuras de Fede y no saben cómo quitárselo de encima disimuladamente; PJ-Boldman (que se queda de líder de la comunicación del sector al fondo a la derecha).

Cubilete 2.- Fede se ha autoinmolado por el bien peperil, y espera prebendas sooner or later (más tarde que pronto, por lo del disimulo). Beneficiados: pepetillos, Fede, PJ-Boldman (por proximidad con todos ellos).

Cubilete 3.- Nada estaba pactado, todo es real, todos dicen la verdad, nadie miente. Beneficiados: PJ-Boldman (porque siempre, se vea o no, sale beneficiado, y a veces es mejor no mirar, por si las moscas no es para menores…).

¡Hagan sus apuestas!»

Pues, blanco y en botella…

0

Crisis

Hay varios datos objetivos, e indiscutibles, en la actual crisis del PP:

Primero. Aunque parezca una perogrullada, hay una crisis interna importante; lo digo porque te encuentras con muchos que todavía se ponen de perfil con todo lo que le está pasando a su partido: se siguen tapando los ojos con la esperanza que el manido congreso que se va a celebrar en Valencia arregle el desaguisado.

Segundo. Ahora mismo hay un presidente de partido que se llama Mariano Rajoy, -otra perogrullada, que conviene recordar-, por lo que no hay mayor responsable ante las grietas, que digo grietas, butrones que se están abriendo en el PP. El registrador de Santa Pola podrá echar balones fuera y justificar su descrédito echándole la culpa al empedrado, pero el presidente es él y no otro.

Tercero. Ha habido un cambio de estrategia (y para muestra la foto en soledad de Pizarro, número dos por Madrid, que antes de las elecciones era un activo para el partido y ahora es un pasivo), que ha asumido Rajoy antes del congreso por su cuenta y riesgo, por lo que tendrá que asumir que en el camino se vayan quedando gente que no esté de acuerdo con el giro tomado. Muchos hablan del derecho de Mariano Rajoy a cambiar tras la derrota electoral del pasado marzo. Y claro que lo tiene, pero una vez sea ratificado como presidente, a la búlgara o no, en el congreso del partido. ¿Qué hubiera pasado si toda esta deriva de buenrollismo y lavado de imagen se hubiera producido una vez celebrada la «fiesta de la democracia» (es un decir, ya saben) en Valencia? Además, cuando te propones a cambiar sibilinamente tu estrategia, con dicho congreso montado para que el aparato del partido te aclame como a un emperador romano, sin opción de debate interno y machacando de paso a los que no están de acuerdo con tus postulados, no puedes esperar más que el partido, cuyo valor añadido más fuerte era el de su unión junto a unos valores, se rompa y se desuna en mil pedazos. No sé a que vienen las sorpresas y el intento de descrédito a los afiliados y dirigentes que no están dispuestos a comulgar con ruedas de molino.

Cuarto. Mariano Rajoy no estará muerto para la mayoría de dirigentes del partido con alguna responsabilidad hasta que no se lo diga su inmediato superior en el cargo. En la estructura piramidal de los partidos, el de abajo no se mueve de su silla, hasta que no lo hace el que está inmediatamente arriba. Hay demasiados ocupas de puestos políticos que dependen de un dedazo inmisericorde, y, claro, no vas a ir en contra de la dirección que marque el dedo. La marcha de Zaplana y Acebes, produjo sonrojo en muchos de ellos, pero lo de María San Gil y la baja de militancia de Ortega Lara, es un hecho que no tiene vuelta atrás y que provocará (de hecho ya lo está haciendo) un terremoto desde abajo con las bajas de militancia, que no podrá ser obviado, ni por los compromisarios designados a dedo que acudan a Valencia.

Y quinto. El partido, por desgracia, saldrá dividido, haya o no lista alternativa en el próximo congreso. El demérito, pase lo que pase, nada más que tiene un responsable. Y no es otro que Mariano Rajoy. Un cadáver político.

1

Democracia PP Murcia

Algunos afiliados del Pp de Murcia también se están moviendo (aunque parezca mentira). Hace unos días abrieron una página web www.democraciapp.es, tras los acontecimientos que se están produciendo dentro de dicho partido. Ahora se están empezando a abrir portales webs autonómicos. Murcia no ha sido menos.

Más interesante, si cabe, es www.primariaspp.com. Es la página abierta por los compromisarios del barrio de Salamanca, que se han decidido a plantear en el próximo congreso la posibilidad que los militantes elijan candidatos en primarias.

Creo que es un movimiento imparable, por mucho que el aparato del partido pretenda abortarlo. Y si no, al tiempo.

0

Esperanza

Hay quienes se han postulado en las cúpulas de los partidos por defender durante toda su vida política unas ideas y unos principios básicos, y hay quienes tan sólo se han postulado por ser unos especialistas en el manejo de los vericuetos internos de los partidos que los han ascendido a posiciones, que en condiciones democráticas normales, jamás hubieran soñado.

El Partido Popular es un gran partido. Y es un partido en el que caben todos los que creen en la libertad como centro y motor de la vida política y todos los que creen que España es una gran Nación de ciudadanos libres e iguales. Con esos dos principios bien arraigados, estoy convencida de que podemos convocar a una mayoría de españoles. Porque la opción liberal, que consiste en confiar en los ciudadanos, en sus iniciativas, en sus energías, en su creatividad y en su indiscutible afán de prosperar, es la mejor solución para los problemas de los españoles. Y esa opción liberal sólo la ofrece el Partido Popular.

Libertaddigital ha colgado el discurso íntegro de Esperanza Aguirre en el foro de ABC. Voy a abrir un página para transcribirlo y para que quede como consulta a aquellos que consideren que la defensa de la libertad y de la Nación es una posición retrógrada que hay que abandonar para acercarse al centro de la nada. Hay quién defiende los principios y las ideas porque cree en ellas y los hay que se agarran a ellas por estar o intentar estar en el poder. Una diferencia considerable.

No me resigno a dejar de denunciar el sectarismo del Pacto del Tinell y la actitud profundamente antidemocrática del PSOE cuya política tiene, desde las Elecciones Vascas de 2001, como único objetivo estigmatizar a nuestro Partido y a sus militantes, simpatizantes y votantes. No me resigno a que nos arrinconen y nos hagan aparecer como enemigos de los homosexuales, cuando no tenemos ninguna tacha de homofobia en nuestra historia. No me resigno a que nos etiqueten de anticatalanes cuando somos el único partido que de verdad defiende a los ciudadanos de Cataluña, y no utiliza las legítimas aspiraciones de fomento de la lengua y la cultura catalanas para buscar el poder. No me resigno a que la política internacional de los socialistas haya llevado a España a la tercera división europea. No me resigno a que, con un porcentaje ínfimo de votos, los nacionalistas acaben dictando la política española. No me resigno a que el Partido Popular no dé las batallas ideológicas y sea capaz de ganárselas a los socialistas. No me resigno a que los gobiernos del Partido Popular sean una excepción en la democracia española. No me resigno a que para que gane el Partido Popular los votos de la izquierda tengan que dividirse o que la participación sea muy baja. No me resigno a que tengamos que parecernos al PSOE para aparentar un centrismo o una modernidad, que ya están en las bases de nuestras convicciones y nuestros principios políticos y no en los de ellos, como he señalado.

Soraya, recién nombrada, hablaba de aparentar un centrismo, de abandonar la imagen que ellos consideran que le ha perjudicado en las pasadas elecciones. Y yo no puedo estar más en desacuerdo. Todas estas gilipolleces de arriolas, elorriagas, gallardones y sorayas son las que me hacen ir contra ellos. Es el discurso de Esperanza Aguirre y lo que ella representa, por el contrario, lo que hace que me posicione, desde fuera del partido, a favor de una renovación de abajo a arriba en el PP. Porque a mi me da igual las personas; me importan más las ideas y principios que ellas representan. Me da igual que sean jóvenes, altas o bajas, con experiencia o sin ella; que sean más mujeres que hombres o más hombres que mujeres. Lo importante es que aquellos que están en la cúpula de un partido representen a las bases, que son los que de verdad se han partido la cara durante la pasada legislatura por defender al PP de los continuos ataques de la izquierda.