0

Bankia podría ser recapitalizada sin que el Estado aporte un solo euro

Existe una alternativa para recapitalizar Bankia sin que los contribuyentes aporten un solo euro y sin que se socave la credibilidad de las finanzas públicas: convertir algunos pasivos en fondos propios de la entidad. Es decir, en vez de pasar todos los españoles a ser accionistas de Bankia lo hacen sus acreedores que para algo prestaron dinero a cambio de un interés y un determinado riesgo.

Por un lado la economía española sanearía la situación de su banca reduciendo su endeudamiento agregado y no incrementándolo, las finanzas del Estado no sufrirían un revés quizás definitivo, y por otro, Bankia continuaría en manos privadas evitando así su nacionalización y una deficiente y politizada gestión pública.

El último informe del Instituto Juan de Mariana así lo explica. La solución por la que apuesta el Gobierno del PP consiste en transformar parte de la deuda privada de Bankia en deuda pública de todos los contribuyentes. Las pérdidas de unos pocos inversores privados se trasladan a los hombros de todos, haciendo insostenible nuestro problema de deuda.

Como bien concluyen en dicho informe «existen otras alternativas a la quiebra desordenada de BFA-Bankia que no pasan por su nacionalización y recapitalización pública. Urge que el Gobierno las considere todas antes de tomar la precipitada e imprudente decisión de comprometer todavía más la solvencia del Reino de España y el futuro financiero de sus contribuyentes, muy en especial en una coyuntura tan crítica como la actual en la que cualquier paso en falso puede ser el último.» En fin.

Nota de prensa Instituto Juan de Mariana

0

Rallo me responde

Al final no pude evitarlo y me puse en contacto con él. Ha dejado una muy buena explicación en su bitácora (gracias de nuevo) a la entrada que colgué ayer. La transcribo aquí para que conste:

Por qué sube el IPC

Me preguntan desde Murcia Liberal por qué España sufre los achaques de la inflación si, pese al encarecimiento del crudo en los mercados internacionales, la depreciación del dólar con respecto al euro ha amortiguado parte del problema. ¿No nos estará engañando el Gobierno al tirar balones fuera?

Bueno, antes que nada dos aclaraciones. La primera es que inflación no es igual a subidas de precios. La inflación es la pérdida de valor de la moneda que, generalmente, trae como consecuencia una subida de precios. Pero podría darse inflación sin subidas de precios (por ejemplo, durante los felices años 20).

La segunda es que el IPC es un pésimo indicador de cómo varían los precios de una economía. Ya lo expliqué aquí. Básicamente, el IPC se fija sólo en un sector diminuto de bienes de la economía (los bienes de consumo), pero no toma en cuenta el valor de los activos de esa misma economía. Esto es totalmente absurdo, ya que puedes tener burbujas de precios en un determinado sector (bolsa o vivienda) y un IPC plano. ¿Realmente cabría decir que no suben los precios? En España, sin ir más lejos, los precios de la vivienda entre 1998 y 2007 se han multiplicado prácticamente por 3 (174%) y el IPC sólo ha registrado un incremento del 35,6%. Tan irrelevante es el IPC para comprender la realidad, que obviamente ni empresarios ni consumidores lo siguen para tomar sus decisiones económicas. ¿Alguien cree que el incremento del 36% del IPC ha sido más relevante para los agentes que la multiplicación por 3 de su riqueza patrimonial? ¿Los bancos conceden crédito de acuerdo con el IPC o con el valor de los activos? ¿Y acaso el IPC no es en buena parte consecuencia del crédito bancario?

En cualquier caso, si la pregunta es por qué ahora está aumentando el IPC si los precios del petróleo no han subido tanto, bueno en realidad enmiendo la mayor.

Murcia liberal se fija en el precio del petróleo en euros a mediados de 2006, momento en el que ya se situaba en 60 euros. La duda le surge sobre por qué a finales de 2007 la inflación se disparó tanto si el precio del petróleo en euros sólo era ligeramente superior.

Bueno, conviene recordar que a mediados de 2006 la inflación se situó en el 4%, una tasa muy similar a la de finales de 2007. Pero es que además, entre mediados de 2006 y abril de 2008, el petróleo se ha encarecido aproximadamente un 40% (desde 60 euros a 85), mientras que el IPC entre esas dos fechas ha aumentado alrededor de un 7%. Por tanto, sí tiene sentido que el petróleo sea en buena medida responsable del alza del IPC, sobre todo cuando se repercute en otras partidas como el transporte o las manufacturas intensivas en esta materia prima.

Pero aparte, hay que tener en cuenta que en ese mismo período el precio de todos los alimentos también se ha disparado y ello ha tenido una influencia sobre el IPC. Así, no es casual que las dos rúbricas que más crezcan en el último año sean transporte (6,7%) y alimentos (6,6%).

Por tanto sí, parte de la explicación del Gobierno (factores exógenos) es cierta. Otra cosa es que los datos del IPC sean representativos, y que, desde luego, el incremento del precio de las materias primas no nos ha venido dado, sino que la política monetaria ha tenido su influencia en muchos sentidos. Y por supuesto cabe esperar más del Ejecutivo que una mera actitud contemplativa.

De todas formas, yo no le daría tanta importancia al IPC, como al estrechamiento de márgenes empresariales que está teniendo lugar, como por otro lado ya predijimos en el anterior boletín de coyuntura económica:

«De ahí que consideremos muy probable un escenario de deflación con inflación, esto es, de impago de deudas con envilecimiento de la moneda que se traducirá en una contracción del crédito con una tendencia a que se incrementen los precios, especialmente de las materias primas y otros activos líquidos (tal y como hemos expuesto con la pirámide invertida de Exter).

Dicho de otro modo, mientras determinados deudores impaguen sus deudas, otros confrontarán una elevación de costes por encima del aumento de sus rentas, lo que los arrastrará hacia el impago de sus propias deudas. Aquí podemos identificar a distintos perfiles de individuos: desde empresarios que no logran repercutir por entero el coste aumentado de las materias primas a consumidores desempleados que ven caer su renta disponible.»

3

Petróleo vs. dólar/euro

petroleodolareuro

La ministra de la Vogue justificó la subida de la inflación el pasado viernes tras el consejo de ministros por el encarecimiento del petróleo. Pedro Solbes, ese tipo que casi todo el mundo le tiene bien considerado a pesar de que nos dejó en la ruina la última vez que ocupó el sillón que ahora mismo calienta, ha seguido la misma táctica que la primera considerándonos a todos los españoles como unos auténticos zoquetes al achacarnos un desconocimiento del valor real del euro poniendo como ejemplo unas supuestas propinas que dejamos tras tomarnos un café.

Arriba he colocado dos gráficas con la evolución del cambio dólar/euro y la evolución de los precios del petróleo desde enero de 2006. El petróleo se paga en dólares en los mercados internacionales y, como se puede comprobar en la gráfica, ha experimentado un incremento de su precio, sobre todo en este año 2007. El dólar se ha depreciado en relación al euro desde los 1,182 euros por dólar en enero 2006 hasta el máximo de 1,486 euros por dólar en noviembre de este año. Se puede ver que el precio en euros que estamos pagando por el petróleo es tan solo 5 euros superior a como lo hacíamos en julio de 2006.

En la zona euro la inflación no se está disparando al ritmo que lo está haciendo en España. No todo son factores externos. Que dejen de engañarnos de una vez y expliquen las verdaderas causas de este descontrol. Ellos, y la oposición que duerme plácidamente. La excusa del petróleo es muy débil y hasta un simple mortal como yo se lo puede desmontar en un segundo, si no hay alguien que me demuestre lo contrario.