0

Griñanes y Rubalcabas

grinanchavesLa imputación se veía venir. Griñán ya lo dejó todo preparado antes del verano para que Susana Díaz llegara a la poltrona que ocupaba gracias al apoyo de la IU de los asalta Mercadonas Gordillo y Cañamero.

Carme Chacón huyó hace una semana y muchos encontramos ahora -aunque fuera blanco y en botella «relaxing cup of café con leche«-  una  de las respuestas en el auto de la juez Alaya con el que ha iniciado el proceso de imputación de Griñan, Chaves y otros altos cargos de la Junta de Andalucía. Políticamente Chacón era Griñán y Griñán era Chacón.

Parece que son el último eslabón de la interminable cadena de presuntos ladrones de comisiones y subvenciones que han sido imputados por la juez Alaya.  El caso es el más escandaloso de la democracia si atendemos al volumen del botín. En estos casos el tamaño sí que importa. Alaya les acusa de permitir cobrar sobrecomisiones a las mediadoras de los ERE «a cambio de ciertos favores». Criaturas. El caso llegará al Supremo. Y ahí es donde muchos sospechan que todo quedará en un último día de rebajas. 

Ahora el camino se le despeja, como su frente, a Rubalcaba, Faisán mediante. Alfredo se queda sin nadie que le tosa, ni nadie que mande firme y susurre viva el PSOE en el próximo Congreso interno de partido. Puede que haya derrotado con la mirada a la corriente renovadora que le movía la silla. Luego tendremos que soportar, otra vez, los elogios a su manida inteligencia, aunque en esta ocasión no ha hecho nada -supongo-.

Y en Murcia, o allí en Madrid, María González Veracruz hace palmas con las orejas, aunque guarde las formas en las redes sociales o escriba silencios cuando vienen EREs y «Reptiles» en Andalucía. Su padre Rafael González Tovar, que notaba cierto tufillo agominado interno contestatario, también respirará con alivio. No hay nada como apostar a caballo ganador, aunque éste sea Othar, el equino de Atila. Estaremos atentos a las pantallas, al telepromter del grupo Prisa y a los recados de los chicos de Roures. En fin. 

0

Real Murcia: «You’ll never walk alone»

 

¿Os lo imagináis en los marcadores de Nueva Condomina antes de cada partido? Tras varias reproducciones, ¿sería asumido por la afición murcianista? De ser así, ¿seríamos la primera afición de España que asume este legendario cántico?

Recuerdo que el «You’ll never walk alone» no sólo ha calado en algunas hinchadas de lengua inglesa (Liverpool, Celtic..), sino que en la Bundesliga alemana (ya sea el Borusia, el Kaiserslautern u otros), en la liga holandesa (como el Feyernod o el Twente), o en otras ligas menores, también lo han tomado como propio…

¿Sería un imposible aquí en España?

Si queréis saber como empezó todo y como otros equipos lo han conseguido, no dejar de leer este link (http://www.linekermagazine.es/youll-n…). Sólo se necesitaría, en nuestro caso, un poco de colaboración por parte del Club…

P.D.: Tengo la versión sin el título de crédito mío por si el Real Murcia lo quisiera, y que por supuesto pongo a su total disposición.

0

La inflación y el uso de la Historia

New_York_Construction_WorkersEl pasado miércoles se publicó en La Opinión de Murcia un artículo de Carlos Marín Ronco que se titulaba: «La inflación necesaria». Defendía sin tapujos monetizar la deuda porque aumentaría el empleo y utilizaba un antecedente histórico para justificarlo. Una perla: «El coste inflacionista de la creación de empleo no es en absoluto neutral socialmente, ya que es ventajosa para unos: los trabajadores y endeudados, y perjudicial para los intereses de otros: acreedores y poseedores de capital (financieros en general)«.

La inflación necesaria

En las crisis económicas siempre existe la tentación de aplicar la tesis monetaristas y los métodos keynesianos para salir supuestamente más rápido de ellas. Es un error. Efectivamente, las autoridades políticas (siempre que lleguen a ser autoridades y posean la esencia de lo político, claro) se encuentran con dos posibilidades: o dejan que el saludable y doloroso reajuste siga su curso ayudándolo con rebajas de impuestos y disminuyendo la intervención previa en forma de gastos público; o huyen hacia delante «dándole al borracho, que ya siente con toda su virulencia la resaca, más alcohol» -en feliz frase de Huerta de Soto-; es decir, creando dinero de la nada, aumentando la deuda pública, subiendo impuestos y volviendo a retrógradas políticas proteccionistas.

Las probabilidades de prolongar la depresión y la de caer en un futuro no muy lejano en una aún más grave recesión inflacionaria aumentan exponencialmente. Dos experiencias. La primera, el error monetarista tras el crash bursátil de 1987, que nos llevó a la inflación de finales de los ochenta y terminó en la grave recesión de 1990-1992. La segunda, el ejemplo de Japón, que tras probar todas las intervenciones posibles, dejó de responder a estímulo alguno de expansión crediticia o de tipo keynesiano.

La invención del Laissez-Faire de Hoover

Pero lo que más me llamó la atención del artículo citado es el uso torticero de la historia. No se puede defender que Herbert Hoover fuera defensor del laissez-faire y que Roosevelt, creador del New Deal, fuera una especie de mesías económico que gracias a su «brutal ruptura con los dogmas del pasado, Estados Unidos y el mundo empezaron a dejar atrás la Gran Depresión«.

Ciertamente con Herbert Hoover la crisis se prolongó y se hizo más aguda, pero no por un supuesto laissez-faire, sino por sus políticas proteccionistas e intervencionistas. Por ejemplo, en junio de 1930 aprobó la Ley Arancelaria Hawley-Smoot, que disparó los aranceles de manera desproporcionada, lo que provocó que los demás países hicieran lo mismo. Aisló prácticamente al país del exterior, disminuyendo el empleo, las exportaciones e importaciones con el consiguiente colapso de la agricultura americana, lo que a su vez llevó a la bancarrota a gran número de bancos rurales. Entre 1931 y 1932 incrementó las obras públicas, estimuló políticas de estabilización de precios, duplicó el impuesto a las ganancias, redujo exenciones y aumentó y creó otros muchos impuestos con la Ley de Ingresos Públicos de 1932. La carga fiscal pasó del 16 por 100 al 29 por 100 del producto privado neto. La consecuencia principal de su mal llamado «dejar hacer«, que como acabo de señalar es totalmente falso, es una tasa de desempleo que avanzó desde el 8,9 por 100 al 25 por 100, de alrededor de 4,5 a 13 millones de desocupados.

El mito del New Deal

En 1933 fue elegido el demócrata Franklin Delano Roosevelt. Si Hoover prolongó la crisis y la empeoró gracias a sus políticas proteccionistas e intervencionistas, Roosevelt la agudizó aún más si cabe, aunque los defensores de la intervención estatal en la economía sigan defendiendo lo contrario.

Antes de llegar al poder criticó a Hoover en la campaña electoral de 1933 por disparar el gasto público y el control estatal. Después, haciendo suyo el aserto de Tierno Galván de que las promesas electorales se hacen para no cumplirlas, nada más llegar al poder, prohibió, efectivamente, la exportación y acumulación de oro, pero además, aprobó la Administración de Recuperación Nacional (NRA), que aumentaba los controles y exigencias laborales en general y la Ley de Asistencia a la Agricultura (AAA), cuyo resultado fue la destrucción de grandes cantidades de ganado y cosechas, gracias al estímulo del gobierno, y esto pese a que su objetivo era el de elevar los ingresos de los agricultores mediante la reducción de la oferta y el ascenso de los precios.

La otra pata de la política económica de Roosevelt fue la de aumentar el gasto público mediante la construcción de grandes obras públicas y otro tipo de medidas que incrementaron el número de personas contratadas por el Estado. O sea, una especie de Plan E pero a lo bestia. Además, también aumentó varios impuestos, como el de la herencia y las ganancias, que parecían perseguir la redistribución de la riqueza.

El New Deal provocó que la salida de la crisis no llegara hasta quince años más tarde, Segunda Guerra Mundial mediante.

Como dijo Fréderic Bastiat casi un siglo antes, podemos ver aquello que los planes del Estado hacen, pero no lo que el sector privado habría hecho con esos mismo recursos. En fin.

 

Coda: 

Este artículo lo publiqué en mi anterior blog del diario La Opinión de Murcia el 30 de mayo de 2.010. Al igual que la anterior entrada fue recogido en el libro “Sendas liberales” (Ed.Biblioteca Nueva, Madrid, 2011),  junto a una selección de artículos de los miembros de Ciudadanos para el progreso.   

0

El sistema de capitalización en la Seguridad Social

«La lección final es que las únicas revoluciones con éxito son aquellas que confían en el individuo y en las maravillas que el individuo puede hacer cuando es libre» (José Piñera)

El sistema de pensiones de reparto, que es el modelo que en España sufrimos, no sólo se dirige hacia la bancarrota en nuestro país, sino que lo hace en todos los demás en los que está implantado. El creador de este sistema fue el llamado «Canciller de Hierro», Otto von Bismark (1815-1898), quien a partir de 1891 instauró este sistema restrictivo en Prusia. Fue todo un éxito para el Estado porque la edad a la que tenía derecho a recibir una pensión se situaba en los 65 años, cuando la esperanza de vida en aquella época no pasaba de los 45. Un prodigio de incipiente manipulación y engaño.

José Piñera, con la colaboración de Alejandro Weinstein, publicó el 18 de julio de 1996 en el Cato Institute un estudio llamado: Una propuesta de reforma del sistema de pensiones en España». Piñera era el Ministro de Trabajo y Previsión Social en Chile en 1981, cuando en ese país se pasó de un sistema de reparto a otro de capitalización, siendo un ejemplo y un espejo donde mirarse para muchos otros países que posteriormente lo han ido implementando con éxito.

En dicho estudio, que se realizó un año después de la firma del Pacto de Toledo, se criticaba las medidas que en él se recogían porque alargaban en el tiempo la bancarrota de la Seguridad Social pero no la solucionaban; nos daba, además, la solución para instaurar un sistema de capitalización de las cotizaciones, explicándonos cómo se podría llevar a cabo en España.

Lo que no se recoge en su ensayo, porque le parecería inimaginable, supongo, es que la mayoría de esas medidas que aparecían en el famoso acuerdo y que firmaron todas las fuerzas políticas, los empresarios y los sindicatos, no se hayan llevado a cabo quince años después. Sus cálculos del sistema de reparto, a buen seguro, hubieran sido mucho más aciagos. Por ejemplo, la necesidad de prolongar la edad de jubilación que se mantenía en los 65 años desde comienzos del siglo XX, ya aparecía reflejada en el acuerdo de 1995, por lo que la propuesta del gobierno de subir la edad a los 67 años no es algo nuevo. José Luis Rodríguez Zapatero no está teniendo más remedio durante estas semanas que hacer como que está dispuesto a emprender las reformas económicas pendientes que a lo largo de su mandato se ha negado a abordar. La Unión Europea y el sistema financiero internacional no se traga más promesas del Reino de España de que es capaz de controlar su déficit público y de que tiene la necesaria capacidad para salir de la crisis.

La propuesta de reforma de pensiones en España que hizo José Piñera en 1996 se basaba en un tránsito paulatino a un sistema de capitalización individual que elevaría las pensiones, incrementaría el empleo, aumentaría el ahorro, mejoraría la productividad del capital, potenciaría la tasa de crecimiento del PIB, reduciría el poder del Estado en la economía, despolitizaría el sistema de pensiones, estimularía una cultura laboral de ahorro, disciplinaría la gestión económica nacional y además de todo esto, sería posible implantarlo en España.

El motivo por el que ningún partido político se atreve siquiera a plantearlo es por la oposición radical de los sindicatos a cualquier cambio en nuestro sistema de pensiones. Y es que los sindicatos se han convertido en el colectivo más obtuso, arcaico, retrógrado y reaccionario que existe en nuestro país. Están impidiendo con su actitud desde hace muchos años -junto a la cobardía del socialismo que es incapaz de enfrentarse a ellos, por supuesto- cualquier pequeña posibilidad de salir a corto plazo de la crisis en la que estamos sumergidos.

Yo les invito a ellos y a todos ustedes a leerse tanto el artículo antes enlazado como «La revolución de las pensiones en Chile», otro ensayo del mismo autor en el que describe brevemente la triunfante experiencia chilena después de dieciocho años conviviendo con un sistema de capitalización de pensiones. En fin.

Coda: 

Este artículo lo publiqué en mi anterior blog del diario La Opinión de Murcia el 06 de febrero de 2.010. Posteriormente fue recogido en el libro «Sendas liberales» (Ed.Biblioteca Nueva, Madrid, 2011),  junto a una selección de artículos de los miembros de Ciudadanos para el progreso. Lo he vuelto a traer aquí porque, por esas cosas de Internet, el enlace ha desaparecido, además de estar de nuevo de actualidad, si es que el tema de las pensiones lo ha dejado alguna vez de estar.  

0

Los 199 tuiteros murcianos con más seguidores

Y ya. Seguirán faltando, aunque ya menos. Gracias a todas las recomendaciones he podido completar una lista en la que si no están todos, sí están todos los que son. El criterio es el número de seguidores para cuentas personales de Murcia, pero como comenté en la entrevista que Nacho Tomás tuvo a bien hacerme en la tarde de ayer en Radio Online Murcia (@ROM_Murcia) (http://www.radioonlinemurcia.com/2013/05/13/tuit-oclock-13-05-13/), no es un mérito per se. Hay tuiteros más interesantes por descubrir que no aparecen aquí. Es la última actualización que hago. Si me he dejado a alguien fuera, le pido disculpas. La he hecho con sin ninguna pretensión y con la mejor de las intenciones.

1 Arturo Pérez Reverte @perezreverte 664.677
2 Javi García @javigarcia06 221.077
3 Ramón Arcas @Labestia3 87.637
4 Almudena Martínez @ChiquiGH10 71.488
5 Raquel Sastre @raquelsastrecom 68.606
6 Xuxo Jones @xusojones 65.364
7 Nico Almagro @NicoAlmagro 57.739
8 Alejandro Valverde @alejanvalverde 47.656
9 Carlos del Amor @cdelamorTVE 43.067
10 Diego Martin @_DiegoMartin_ 27.495
11 Luis León Sánchez @LLEONSANCHEZ 26.044
12 Alfonso Merlos @alfonsomerlos 21.443
13 Pablo Manzano @pablomanzano33 18.944
14 José Joaquín Rojas @jjrojillas 16.649
15 Patric_14 @patric_6 15.987
16 María José Besora @MariaJoseBesora 15.451
17 Paco Viudes @pacoviudes 14.645
18 María González Veracruz @mariagv 14.686
19 Chema Ruiz @Chemaruizcomico 14.352
20 Cris Alcázar @CrisAlcazar 13.956
21 Carlos Santos @carlos_santos_r 12.861
22 Superperrete @Superperrete 12.465
23 Angeles Portillo @zanguanga 8.632
24 Eduardo @Manostijeras 6.768
25 MarquesayChachi @MarquesadeHuron 6.364
26 Cristina Moreno @Cristinadel87 6.093
27 José M López Nicolás @ScientiaJMLN 5.851
28 Emilio Cano @Emilcar 5.300
29 Paqui Vicente @PaquiVicente 5.080
30 Fran Hernández Gómez @FranHernandezG 4.659
31 Txema Campillo @Txemacg 4.555
32 Rafaelillo @RRRafaelillo 4.488
33 Oscar Sánchez @oscarsf6 4.256
34 Adrián L.Santos @AdrianLosantos 4.390
35 Joaquin Martínez @jmartinezTV 3.884
36 Antonio Lucas @AntonioLucas75 3.737
37 Paco Perán @pacoperan 3.718
38 Begoña García Retegui @garciaretegui 3.650
39 Miguel Angel Ruiz @maruizlv 3.595
40 Gabi Navarro @gabinavarros 3.468
41 Javier Moñino @JaviMGomez 3.482
42 Begoña Martínez @minibego 3.440
43 Luis Alcázar @alcazardemurcia 3.316
44 Miguel Angel Camara @alcaldemurcia 3.212
45 Javier Ruiz Martínez @JRuizMz 3.224
46 Fernando J.Zaplana @zaplanaf 3.210
47 José Muelas @josemuelas 3.094
48 Luis González @mitontodromo 2.783
49 Antonio Carrión @acarrionmolina 2.779
50 Jesús @jesusbm77 2.752
51 Lola Gracia @lolagracia2 2.745
52 Pablo Molina @PabloMolinaLD 2.716
53 Victor Soriano @vicsoriano 2.649
54 Nacho Tomás @nachotomas 2.649
55 Encarna Hernández @encarnahr 2.637
56 Jesús Martínez @jesusmzgz 2.618
57 Yayo Delgado @yayodelgado 2.605
58 Ruben Juan Serna @rubenjuans 2.592
59 Daniel Robles @danielamyca 2.581
60 Ricardo J.Molina @RicardoJMolina 2.472
61 Carlos Rodríguez @CarlosRIbanez 2.416
62 Vicente Morales Dussac @VMDussac 2.394
63 Ramón Avilés @rayavilesgil 2.385
64 Fede Paredes @fdeparedes 2.378
65 Miguel Ramírez @Migueelo 2.373
66 María Valverde @Maria_Valverde 2.333
67 Pachi Larrosa Sancho @pachilarrosa 2.293
68 Miriam Alcázar @MiriamAlc 2.237
69 Quentin Ozores @quentin_ozores 2.212
70 Alberto Espinosa @albertoespinosa 2.211
71 Rosa Belmonte @rosabelmonte 2.175
72 Nacho López de Sa @lopezdesa 2.099
73 Antonio Micol @antoniomicol 2.075
74 Alberto Castillo @castillo_albert 2.057
75 Maite @Maite_ct 2.032
76 RamGoN @RaMGoN 1.954
77 María José Alarcón @mjalarcon 1.924
78 Enrique Baeza @Qbaeza 1.913
79 Rafa Sánchez @rasadi2 1.910
80 Juan Cervantes @JuanCervantesTV 1.902
81 Lorena Cascales @Lorenanona8 1.890
82 CarlosSempreFCB @CarlosSempreFCB 1.886
83 Manolo Marín @murcialiberal 1.880
84 Pedro J.Cuestas @PedroJ_Cuestas 1.876
85 Patricia @Patt_Cartagena 1.872
86 Kalderas @Kalderas_ 1.869
87 Conchita Diez de Revenga @bitterconch 1.840
88 Pjmelian @pjmelian 1.815
89 Octalop @octalop 1.811
90 Miguel Angel Hernandez @mahn 1.804
91 Fran Saez Guerra @fran_saez 1.790
92 Pereñiguez Pérez @pereniguezperez 1.776
93 Lola Homar @Lolaenlacocina 1.775
94 Antonio Gómez @antoniogomez08 1.748
95 Pedro López @PedroLopezH 1.739
96 Jorge de las Heras @drjdelasheras 1.727
97 José Luis Ros Medina @jlrosmedina 1.658
98 Mariajo Moreno @mariajo_moreno 1.651
99 Marienca Fernández @MariencaFdez 1.642
100 Trini Abellán @AbellanMurcia 1.627
101 Vicente Luis Cánovas @DeportesCopeMur 1.614
102 Vanessa de los Ríos @vanerl 1.574
103 Salomé Recio Caride @salomerecio 1.556
104 Juan de Dios Martínez @Ijuande 1.540
105 Toni Sánchez @tonisanchezr 1.536
106 Oscar Cervantes @OCervantesRos 1.529
107 Guadalupe Soltero @GuadalupeSJ 1.526
108 Andrés Canovas @andrescanovas 1.520
109 Rafael González Tovar @RafaGTovar 1.505
110 Maria Teresa Marin Torres @MaTeresaMarinT 1.498
111 Eshter Sánchez @EstherZahir 1.496
112 Ricardo Fernández @ricardolaverdad 1.493
113 Pipa @PipaGozalbes 1.475
114 Francisco J.Moya @fjmoya 1.466
115 Rosa de Maya @RosadeMaya 1.462
116 Julito Clemente @JulitoClemente 1.456
117 Eugenio Fouz @eugenio_fouz 1.450
118 Pentxo @Pentxo 1.447
119 Teresa García @TeresaGarcia77 1.445
120 Javier Martínez Garrido @Javi_Alonsista 1.444
121 José Antonio Ruiz Vivo @ruizvivo 1.439
122 José Andrés @joseandrestwitt 1.431
123 El Enterrador @donenterrador 1.431
124 Sergio Molina @SergioMolina11 1.430
125 José Francisco Bayona @JFBayona 1.428
126 Santiago Navarro @santidelgallo 1.427
127 Julio Soler @juliosoler 1.418
128 Manuel Sánchez Breis @manuelSbreis 1.418
129 Lucía Riquelme @luciarigar 1.411
130 Manuel Highway @ManuelHighway 1.411
131 Olga @ocatasus 1.407
132 Adrian C @ADR14N_C 1.405
133 Pedro José Navarro @pedrojnavarro 1.405
134 Antonio Beltrán @antoniombeltrán 1.393
135 Juan Manuel @juanmacapa 1.375
136 SitioCreativo @sitiocreaCtivo 1.374
137 Verónica Murcia @veronicamurciah 1.374
138 Javier Alcolea @javier_alcolea 1.370
139 Alberto Aguirre de C @aaguirredc 1.366
140 Gregorio León @GregorioLeonOR 1.365
141 Teodoro García @TeoGarciaEgea 1.361
142 Cristina Jover @jovercristina 1.359
143 Alejandro Oliva @betandtuit 1.347
144 Felix Ros @FelixMRos 1.342
145 Brock de Staravia @husky_brock 1.337
146 Fran Nortes Piña @FranCartagena96 1.329
147 The Most Random @LokoCayu 1.317
148 Alfonso Zaplana @alfonsocrlm 1.316
149 Isabel Franco @ifranco 1.314
150 José Antonio Pujante @japujante 1.303
151 Perico Contreras @pericocontreras 1.301
152 Juan Antonio Abuín @juan_abuin 1.300
153 Manuel Romero @mrm8488 1.297
154 Luna María Moreno @lunammoreno 1.278
155 Pepe Ortuño @Pep 1.271
156 Alejo J.Lucas @ALEJOJesusLucas 1.255
157 Ana @anittaeme 1.248
158 M.A.García @maggiko 1.242
159 Miguel @mt30008 1.227
160 Lázaro Giménez @LazaroGiménez 1.220
161 Eduardo Martínez @EduXternaliza 1.215
162 Manuel Buitrago @manolobuitrago 1.207
163 Antonio Rentero @antoniorentero 1.204
164 Juanjo @juanjogom 1.197
165 Fernando Vera @Fernandocvera 1.195
166 José A.Vera @superveraman 1.194
167 Carmen Riansares @CarmenRiansares 1.193
168 Ginés Jiménez @ginesjimenez 1.192
169 GaviotaUMU @GaviotaUMU 1.166
170 Diego Garnés @diegogarnes 1.165
171 Encarna Talavera @Enca_talavera 1.162
172 Conchi Rios @Conchi_Rios_ 1.155
173 Jesús M.Morales @Jesus8233 1.149
174 Inma Sánchez Roca @inma_roca 1.139
175 Alvaro Bernal @abn 1.133
176 Javier Martín @javiermartin540 1.132
177 Manuel Segura Verdú @manuelsegura 1.129
178 María Cerezo @mariacerezo 1.128
179 Alberto Garre @AlbertoGarre 1.123
180 Joaquín López Pagán @JoaquinLopezP 1.116
181 Enrique Ujaldon @EnriqueUjaldon 1.114
182 Juanma Valero @juanmica6 1.101
183 José Egea @joshegea 1.086
184 María Angeles Parrilla @mariangelespg 1.085
185 Ruth Uris @Ruris 1.082
186 Blas Martínez @blasmartinez 1.081
187 María Jesús Juan @mariajejuan 1.077
188 Sebas @Goku_junior 1.059
189 Carmen Celdrán @carmenceldran 1.047
190 Tana Serrano @TanaSerranoM 1.047
191 Pilaris del World @Pilarisdelworld 1.045
192 Dany Campos @danycamposf 1.037
193 Jose Manuel Abellán @jmabellan 1.036
194 Pedro Saura @pedrosaurag 1.022
195 Eva Abril Martínez @evaabrilmartnez 1.018
196 Javier Sierra @sierramurcia 1.010
197 Rosa Manrubia @RosaManrubia 1.009
198 José Augusto González @JAGesrom 991
199 Alexia Salas García @AlexiaSalasG 972
55

Los 135 tuiteros murcianos con más seguidores

TWIITERFaltarán muchos. Enseguida me apuntarán cuentas que luego me arrepentiré de no haber incluido. Le pido disculpas a los que no estén. He intentado recopilarlos con el mayor rigor posible. Me he limitado a cuentas personales.  A la mayoría los sigo desde mi cuenta @murcialiberal, aunque no a todos y eso dificulta enormemente la recopilación. Reconozco que es injusto usar el criterio del número de seguidores para hacer una clasificación, ya que hay tuiteros mucho más divertidos y más interesantes con un número bajo, que muchos de los aquí copan los primeros puestos. Pero tenía que utilizar un criterio. Lo de los 135 es porque me ha venido así de bien, no por nada en especial. Por último quiero dejar claro que he dudado el incluir a ciertos tuiteros estrella que tienen numerosos «follower» y que a penas usan esta red social. De hecho hay algunos de ellos que se han quedado fuera deliberadamente. El número fluctúa cada día. Esta lista la he realizado entre 07/05/2013 y el 08/05/2013:

1 Arturo Pérez Reverte @perezreverte 662.496
2 Raquel Sastre @raquelsastrecom 68.396
3 Nico Almagro @NicoAlmagro 57.188
4 Alejandro Valverde @alejanvalverde 47.333
5 Carlos del Amor @cdelamorTVE 42.874
6 Luis León Sánchez @LLEONSANCHEZ 25.989
7 María José Besora @MariaJoseBesora 15.434
8 Paco Viudes @pacoviudes 14.615
9 María González Veracruz @mariagv 14.581
10 Chema Ruiz @Chemaruizcomico 14.401
11 Cris Alcázar @CrisAlcazar 13.944
12 Carlos Santos @carlos_santos_r 12.770
13 Angeles Portillo @zanguanga 8.622
14 Eduardo @Manostijeras 6.552
15 José M López Nicolás @ScientiaJMLN 5.761
16 Emilio Cano @Emilcar 5.304
17 Paqui Vicente @PaquiVicente 5.063
18 Txema Campillo @Txemacg 4.541
19 Rafaelillo @RRRafaelillo 4.410
20 Oscar Sánchez @oscarsf6 4.249
21 Adrián L.Santos @AdrianLosantos 3.976
22 Joaquin Martínez @jmartinezTV 3.883
23 Antonio Lucas @AntonioLucas75 3.722
24 Paco Perán @pacoperan 3.720
25 Begoña García Retegui @garciaretegui 3.631
26 Miguel Angel Ruiz @maruizlv 3.582
27 Gabi Navarro @gabinavarros 3.476
28 Javier Moñino @JaviMGomez 3.475
29 Begoña Martínez @minibego 3.440
30 Luis Alcázar @alcazardemurcia 3.299
31 Miguel Angel Camara @alcaldemurcia 3.207
32 Javier Ruiz Martínez @JRuizMz 3.202
33 Fernando J.Zaplana @zaplanaf 3.185
34 Antonio Carrión @acarrionmolina 2.751
35 Luis González @mitontodromo 2.750
36 Lola Gracia @lolagracia2 2.733
37 Pablo Molina @PabloMolinaLD 2.711
38 Victor Soriano @vicsoriano 2.643
39 Encarna Hernández @encarnahr 2.640
40 Nacho Tomás @nachotomas 2.625
41 Ruben Juan Serna @rubenjuans 2.590
42 Yayo Delgado @yayodelgado 2.588
43 Jesús Martínez @jesusmzgz 2.578
44 Daniel Robles @danielamyca 2.568
45 Ricardo J.Molina @RicardoJMolina 2.459
46 Carlos Rodríguez @CarlosRIbanez 2.405
47 Vicente Morales Dussac @VMDussac 2.398
48 Ramón Avilés @rayavilesgil 2.382
49 Fede Paredes @fdeparedes 2.378
50 Pachi Larrosa Sancho @pachilarrosa 2.285
51 Miriam Alcázar @MiriamAlc 2.242
52 Quentin Ozores @quentin_ozores 2.218
53 Alberto Espinosa @albertoespinosa 2.204
54 Nacho López de Sa @lopezdesa 2.093
55 Antonio Micol @antoniomicol 2.059
56 Alberto Castillo @castillo_albert 2.040
57 María José Alarcón @mjalarcon 1.917
58 Enrique Baeza @Qbaeza 1.907
59 Rafa Sánchez @rasadi2 1.906
60 Juan Cervantes @JuanCervantesTV 1.896
61 Pedro J.Cuestas @PedroJ_Cuestas 1.849
62 Conchita Diez de Revenga @bitterconch 1.838
63 Manolo Marín @murcialiberal 1.823
64 Octalop @octalop 1.811
65 Pjmelian @pjmelian 1.806
66 Fran Saez Guerra @fran_saez 1.775
67 Miguel Angel Hernandez @mahn 1.770
68 Pereñiguez Pérez @pereniguezperez 1.770
69 Pedro López @PedroLopezH 1.729
70 Jorge de las Heras @drjdelasheras 1.704
71 José Luis Ros Medina @jlrosmedina 1.659
72 Mariajo Moreno @mariajo_moreno 1.652
73 Marienca Fernández @MariencaFdez 1.630
74 Vicente Luis Cánovas @DeportesCopeMur 1.613
75 Vanessa de los Ríos @vanerl 1.566
76 Toni Sánchez @tonisanchezr 1.540
77 Juan de Dios Martínez @Ijuande 1.534
78 Salomé Recio Caride @salomerecio 1.534
79 Oscar Cervantes @OCervantesRos 1.519
80 Guadalupe Soltero @GuadalupeSJ 1.518
81 Eshter Sánchez @EstherZahir 1.502
82 Rafael González Tovar @RafaGTovar 1.491
83 Ricardo Fernández @ricardolaverdad 1.481
84 Pipa @PipaGozalbes 1.477
85 Maria Teresa Marin Torres @MaTeresaMarinT 1.471
86 Eugenio Fouz @eugenio_fouz 1.451
87 José Andrés @joseandrestwitt 1.438
88 José Antonio Ruiz Vivo @ruizvivo 1.433
89 José Francisco Bayona @JFBayona 1.428
90 El Enterrador @donenterrador 1.425
91 Santiago Navarro @santidelgallo 1.425
92 Sergio Molina @SergioMolina11 1.422
93 Julio Soler @juliosoler 1.416
94 Pedro José Navarro @pedrojnavarro 1.409
95 Manuel Sánchez Breis @manuelSbreis 1.406
96 Lucía Riquelme @luciarigar 1.404
97 Antonio Beltrán @antoniombeltrán 1.384
98 Olga @ocatasus 1.380
99 Verónica Murcia @veronicamurciah 1.362
100 Alberto Aguirre de C @aaguirredc 1.356
101 Cristina Jover @jovercristina 1.355
102 Gregorio León @GregorioLeonOR 1.351
103 Manuel Highway @ManuelHighway 1.346
104 Alejandro Oliva @betandtuit 1.345
105 Alfonso Zaplana @alfonsocrlm 1.312
106 Felix Ros @FelixMRos 1.312
107 Isabel Franco @ifranco 1.303
108 Perico Contreras @pericocontreras 1.293
109 Alejo J.Lucas @ALEJOJesusLucas 1.246
110 Eduardo Martínez @EduXternaliza 1.228
111 Lázaro Giménez @LazaroGiménez 1.202
112 Ginés Jiménez @ginesjimenez 1.190
113 Antonio Rentero @antoniorentero 1.186
114 Carmen Riansares @CarmenRiansares 1.186
115 Fernando Vera @Fernandocvera 1.185
116 Juanjo @juanjogom 1.182
117 Manuel Buitrago @manolobuitrago 1.181
118 Diego Garnés @diegogarnes 1.152
119 Javier Martín @javiermartin540 1.138
120 Inma Sánchez Roca @inma_roca 1.128
121 María Cerezo @mariacerezo 1.127
122 Alberto Garre @AlbertoGarre 1.121
123 Manuel Segura Verdú @manuelsegura 1.123
124 Enrique Ujaldon @EnriqueUjaldon 1.110
125 Joaquín López Pagán @JoaquiLopezP 1.110
126 Juanma Valero @juanmica6 1.100
127 Ruth Uris @Ruris 1.085
128 José Egea @joshegea 1.072
129 Carmen Celdrán @carmenceldran 1.051
130 Jose Manuel Abellán @jmabellan 1.025
131 Pilaris del World @Pilarisdelworld 1.023
132 Tana Serrano @TanaSerranoM 1.016
133 Eva Abril Martínez @evaabrilmartnez 1.013
134 Pedro Saura @pedrosaurag 1.007
135 José Augusto González @JAGesrom 991

 

 

0

Gracias, Thatcher

Obituario que Daniel Lacalle ha publicado en Cotizalia (08/04/2013) y que inserto en Murcialiberal por ser lo mejor que he leído hoy sobre la figura de Margaret Thatcher.

Gracias, Thatcher   

imgMargaret Thatcher1«A finales de los años 70, Gran Bretaña sufría de tres males que nos parecerán bastante familiares a los europeos de hoy: un desempleo desbocado, un sector público hipertrofiado y una política impositiva confiscatoria.

Margaret Thatcher tenía todas las cartas en su contra. Mujer, de clase humilde, y poco dispuesta a consensuar y aceptar lo que los estamentos le imponían. Pero llegó. Y su revolución ha cambiado el mundo. Para mejor.

Cuando Thatcher llego al poder, la inflación superaba el 20%, el país estaba en manos del Fondo Monetario Internacional, al borde de la quiebra, y secuestrado económicamente por sectores clientelistas, no solo los sindicatos, sino también una clase empresarial extremadamente dependiente del estado. Socialismo con oligarcas excluyentes. ¿Les suena?

El Reino Unido era “el enfermo de Europa” (the sickman of Europe), según el Banco de Inglaterra. Las recetas de los gobiernos eran siempre las mismas. Subir los impuestos, mantener el estado asistencialista y “estimular la demanda” desde el gasto. Para subir los impuestos de nuevo, al fracasar.

Cuando Margaret Thatcher fue expulsada del poder en 1990, dejaba un país que volvía a ser líder mundial, una economía sólida, dinámica, con reguladores independientes, donde el estado es servicio, no desincentivador de inversiones y procurador de favores, y donde las palabras empresario y éxito no son insultos. Un país donde crear una empresa se hace en un día por el coste de dos happy meals, donde se crearon pymes que hoy son líderes globales. ¿Una economía perfecta donde todo es de color rosa? No, para nada. Pero olvidamos de dónde venía.

Mucho se ha hablado de los sindicatos en los 70 y su poder (“té y sándwiches en Downing Street”, les llamaban), pero no de su impacto económico. Las huelgas constantes en el Reino Unido de mediados de los setenta creaban un impacto económico doble. Recesión y rechazo del capital inversor a poner dinero en el país.Invertir en Inglaterra era garantía de confiscación por impuestos. ¿Les suena?

Hay cosas que el gobierno de Thatcher hizo que hoy ignoramos porque lo que existía antes nos parece simplemente inimaginable. Control de capitales. Sí, Reino Unido mantenía controles de cambio y de capitales desde los años 40. Hoy, la libre circulación de capital nos parece normal y lógica. Eso lo cambió Thatcher en dos meses.

Unos impuestos que llegaban al 83% de la renta en ciertos tramos. ¿Recuerdan aquellos discos que grabaron los Rolling Stones o The Who en países exóticos durante los setenta? No era para viajar y conocer mundo. Era para escapar del fisco. Reino Unido era un infierno fiscal. ¿Les suena?

Austeridad, bajada de impuestos e inversores

Thatcher hizo lo que se suponía imposible, austeridad, bajar impuestos y atraer capital. Y cambió un infierno fiscal, trampa para el capital que se había gestado durante décadas, en pocos años.

Siempre dicen que su mandato tuvo dos recesiones, y es cierto, pero nadie dice cuánto se tardó en salir de las mismas. La mitad de tiempo que en sus países comparables de Europa. Porque siempre que hablamos de la era Thatcher olvidamos lo que ocurría a nuestro alrededor.

Los críticos hablan del aumento de la desigualdad en Reino Unido durante la época de Thatcher. De nuevo, olvidando de dónde salía el país. Y la base de la que partía.

Los salarios básicos aumentaron muy por encima de la inflación, la renta disponible y su riqueza aumentaron para las clases más desfavorecidas. Durante el mandato de Thatcher, el porcentaje de mujeres trabajando creció un doble dígito, pero además las mujeres empresarias se multiplicaron. Se hizo un país donde la gente sabía que si se esforzaba y ponía empeño, ganaría ¿Igualdad? No, libertad.Y los ciudadanos lo valoran. La inmigración que viene a este país sabe que puede prosperar y crecer. Claro que puede fallar. Pero también, curiosamente, valoran el sistema de asistencia social.

La privatización de empresas públicas al borde de la quiebra fue otro de los pilares de la política económica de la era Thatcher. Pero la privatización era más que una manera de recuperar control sobre el déficit y reducir deuda, de mejorar la gestión. Lo realmente importante, y que también ignoramos porque lo damos por hecho, es que con Thatcher se introdujeron reguladores realmente independientes, no un brazo más de un estado clientelista. Unos reguladores que garantizan que las reglas de mercado son a la vez justas y transparentes.

Olvidar la base de la que partió es parte del injusto análisis que se hace a la época de Thatcher. La esperanza de vida aumento en casi tres años entre 1980 y 1990, más que en la media de la OCDE. Curiosamente, fue la privatización de muchos servicios no esenciales la que permitió enfocarse en mejorar una seguridad social que era un auténtico desastre. ¿Era  una maravilla en 1990? No. Ni hoy. Pero, de nuevo, no podemos olvidar de dónde se partía.

Ignoramos también lo que es la inflación, el impuesto silencioso, y su efecto devastador sobre la economía. En 1979 se daba por hecha, como algo “inevitable”. Bajar la inflación de un 21% al 12% fue un auténtico éxito que no se puede achacar solo al petróleo del mar del Norte, como hacen algunos. Además, dicho petróleo comienza a ser una inversión atractiva cuando los gobiernos de Thatcher empiezan a comprender la importancia de atraer capital.

Y es ahí donde Margaret Thatcher fue y es un éxito rotundo. De ser un país de bajo atractivo para el inversor, Reino Unido pasó a ser uno de los países con mayor balanza financiera positiva. Entender las dificultades de la economía y trabajar con ellas, hacer de los errores oportunidades y dejar que los sectores pujantes florezcan fue también un cambio histórico. No entorpecer, no intervenir, no usar paternalismo económico que usted paga con más impuestos. Claro que la City ha sido esencial. Pero ya existía. Thatcher contribuyó a su desarrollo como motor económico global.Hoy la City de Londres provee al país de más ingresos por impuestos que Escocia.

Coto a la casta política

Thatcher no redujo el gasto público en sus primeros años. Pero lo contuvo de manera ejemplar y luego lo redujo. Su austeridad fue atacar el gasto político, las subvenciones, los enormes costes de un estado hipertrofiado. En Reino Unido, uno no ve políticos con veinte asesores, choferes, mayordomos y sequitos. Cortó muchas cabezas de muy altos cargos.

Uno de los éxitos de Thatcher fue cambiar esa casta. Hoy es primera página, dimisión y escarnio público cuando un político gasta 200 libras en cursos injustificados.

Por supuesto, donde Thatcher tuvo una absoluta clarividencia fue en rechazar la moneda única y los avances intervencionistas de Europa. Hoy nos parece normal, y hasta típico inglés, pero en aquella época la Dama de Hierro tuvo que luchar encarnizadamente contra su propio partido y la oposición para defender la libra, la independencia económica y resistirse a ser engullida por una construcción europea que ya apuntaba maneras de planificación centralizada casi-soviética.

Yo llevo muchos años viviendo en Inglaterra. La figura de Thatcher sigue generando controversia y opiniones dispares. Como todos los grandes líderes. Cometió errores, claro. Muchos. Pero, en mi opinión como observador externo, el mayor legado de la Dama de Hierro es que hoy, en este país, casi nadie, sea laborista, liberal, conservador o independiente, defiende el intervencionismo que asolaba el país en los setenta. Porque los votantes saben que no funciona. Porque nadie quiere volver a aquella Inglaterra desolada. Los principios de libertad económica, de apertura y de mercado son ya parte del ADN de un país que hace pocas décadas era un erial estatista.

No, Margaret Thatcher no era perfecta. Ni aplicó todo lo que defendía. No pudo. Pero por muchos errores que cometiera, y muchas críticas, algunas merecidas, hay mucho que los ciudadanos de Reino Unido y del mundo le debemos. Defender la libertad, el esfuerzo, ser un ejemplo de cómo se puede llegar lejos sin contar con privilegios. Haber sacado a su país del destino de ser el “enfermo de Europa”.

Siempre que voy a España me dicen que los principios de austeridad, apertura y libre mercado no se pueden aplicar porque “somos así”. Reino Unido era “así”. Gracias a Margaret Thatcher, probablemente nunca más lo será.

Descanse en paz. «

0

Juan Ramón Rallo presenta su libro en Murcia

rallo1Juan Ramón Rallo presentará a las 18:30 horas del próximo miércoles 27 de febrero en el Casino de Murcia el libro “Una alternativa liberal para salir de la crisis. Más mercado y menos Estado”. En este libro, Rallo repasa las causas que sumieron a España en la grave crisis económica y financiera, nos demuestra que fueron los gobiernos y los bancos centrales quienes inflaron las tres burbujas -la financiera, la inmobiliaria y la estatal- que terminaron asolando la economía española. Nos propone soluciones liberales para salir fortalecidos entre las que destacarían la necesidad de austeridad del sector público, la liberalización del sector privado y la no socialización de las pérdidas de la banca.

De este modo, en Una alternativa liberal para salir de la crisis, el lector podrá descubrir cómo rescatar a la banca sin que le cueste un solo euro al contribuyente, cómo recortar el gasto público en más de 130.000 millones de euros para acabar con el déficit e incluso bajar los impuestos, y cómo liberar al sector privado de las múltiples regulaciones que lo atenazan y que le impiden crear empleo vigorosamente. Un programa de reformas opuesto a la desastrosa política económica desplegada hasta la fecha tanto por el PP como por el PSOE.

ralloradio-300x225

Juan Ramón Rallo es doctor en Economía, habiendo concluido la licenciatura con Premio Extraordinario de fin de carrera y licenciado en Derecho con Premio Extraordinario de fin de carrera por la Universidad de Valencia, así como master en economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Actualmente es profesor en el centro de estudios OMMA y en el centro de estudios ISEAD. Ha recibido el ‘Premio Julián Marías’ 2011 a la trayectoria científica en el ámbito de las ciencias sociales para menores de 40 años. Asimismo es analista económico de esradio y director del Instituto Juan de Mariana.

También es coautor del estudio sobre el coste de las energías renovables en España Study of the effects on employment of public aid to renewable energy sourcesy de los libros Una crisis y cinco errores, galardonado con el Premio Libre Empresa de la Fundación Rafael del Pino, Crónicas de la Gran Recesión (2007-2009), El liberalismo no es pecado,  Los errores de la vieja EconomíaUn modelo realmente liberal y Una alternativa liberal para salir de la crisis.

 

4

La Alianza de las Organizaciones

La Alianza de las OrganizacionesRubén Martínez Alpañez (Ciudadanos para el progeso) / “De todo lo importante que pasa en España, bueno o malo, tienen la gloria o la culpa los españoles mismos”. Recuerdo habérselo leído a Ortega, aunque no hace falta ser un gran filósofo para estar de acuerdo con lo que dice.

Semejante frase, resultaba inofensiva a finales de los años 90 y principios del nuevo milenio en los que España y su economía eran admiradas por el resto del mundo, tan inofensiva que provocaba orgullo en algunos e indiferencia autocomplaciente en otros, siempre que nos aventábamos a saltar los Pirineos, poniendo en práctica nuestro espanglish, cámara en mano, mientras buscábamos un lugar donde tomar una cerveza en alguna plaza de renombre en alguna capital europea. Hoy en día, pensar que todos los españoles somos responsables, culpables, por tanto, nos hace estremecer, debiendo, cuanto menos, hacernos pensar.

No es habitual que uno eche tierra sobre su propio tejado. Pero, si hemos de creer a Ortega, nosotros mismos somos los culpables de esta situación. Nosotros, los españoles. Unos más y otros menos; unos por maldad, otros por dejadez: cada uno en distinta medida y, por eso, en esa misma medida tendrá que asumir las consecuencias de sus acciones (depurando esas responsabilidades judicialmente, si es el caso).

Y españolas, con su correspondiente cuota de responsabilidad, son las asociaciones, los sindicatos, las oenegés y todo grupo organizado que pretende, en el mecanismo democrático de práctica liberal, servir de contrapeso al ejercicio del poder ejercido por el Estado. También la sociedad civil hace agua y tiene su parte de responsabilidad. A mi juicio, es el principal problema que hay que resolver si queremos invertir la espiral de pesimismo e inoperancia, y abandonar el camino de servidumbre por el que vamos avanzando. Si la sociedad civil cumple su tarea, podrán entonces los ciudadanos gozar de la libertad necesaria y suficiente para poder dirigirse a sus respectivos horizontes de realización personal.

Y pertenecen a la sociedad civil las organizaciones que, cual parásito, están pegadas al político para comer de sus migajas, por no decir para chuparle la sangre, y que no representan, por lo general, ni al propio colectivo que dicen representar. Han pasado de ser organizaciones interlocutoras de demandas sociales, a meros negocios que mantienen entretenidos, a unos cuantos, que les han tomado la medida a los políticos y que bajo la amenaza de “te saco las cacerolas a la calle” actúan estratégicamente con la única motivación de justificar ante sus posibles asociados su papel en la directiva del colectivo para, como no, perpetuarse en el puesto, para, aunque no se dice, sí se sabe… estar ahí. De lado dejamos el interés personal, los beneficios que acarrean, sin caer en delito, el hecho de encontrarse en continuo contacto con los políticos, con los detentores del poder.

Qué pasaría si de una vez por todas se decidiera regenerar nuestra estructura democrática. Si se replantearan los cimientos de nuestra democracia, si se dejara de estar anclados en pensamientos caducos y se concentran verdaderamente en potenciar las fortalezas, sin olvidar la historia, y se lograra reclasificar o posicionar adecuadamente las distintas fuerzas sociales.

Necesitamos que se corten ya los privilegios que mantienen calladas a las distintas asociaciones, privilegios otorgados a base de talonario. Que se acabe ya con las subvenciones que los mantienen callados. Que se atrevan sus señorías y dejen que la revolución social sea verdadera, que todos los ciudadanos se lo agradeceremos, a la larga, pero se lo agradeceremos.

De los distintos problemas con que cuenta la actual estructura de nuestro Estado, uno de ellos radica en la imposibilidad por parte del poder político de sostener y mantener a todos los arrimaos. Millones de euros se escurren entre las distintas instituciones cuyo destino es, a través de la denominada, y ojala denostada, subvención, gastarse incomprensiblemente de forma totalmente improductiva. Así no se crea riqueza. La Administración Pública como mejor colabora es gastando lo menos posible, y punto.

En una verdadera estructura democrática liberal, sociedad civil y gobierno han de servir de contrapeso el uno sobre el otro, permitiendo que cada individuo sea capaz de desarrollarse, sirviéndose para ello de los mecanismos apalancadores que establecen las instituciones, razón de ser de su existencia. De dicho deber ser, hemos pasado a la Alianza de las Organizaciones, donde entre unos y otros se reparten el pastel, e independientemente de la sana y honrosa intención de crear del político, se pasa a la total desconexión con el individuo convirtiéndose meramente en un estorbo.

Rubén Martínez Alpañez 
Ciudadanos para el Progreso 

Artículo publicado en La Opinión de Murcia el 03-01-2013