0

Más Bastiat y menos prozac

 

bastiat“En el ámbito de la economía, un hecho, una costumbre, una institución, una ley, da nacimiento no sólo a un efecto sino a una serie de efectos. De estos efectos, sólo el primero es inmediato; se manifiesta a sí mismo simultáneamente a su causa: son vistos. Los demás se despliegan en sucesión, no son vistos: sería bueno para nosotros que fuesen previstos. Entre un economista bueno y uno malo esa es la única diferencia. Uno tiene en cuenta solo el efecto visible; el otro tiene en cuenta el efecto que se puede ver y también el que es necesario prever. Pero esta diferencia es enorme porque casi siempre ocurre que cuando la consecuencia inmediata es favorable, las consecuencias últimas son fatales, y viceversa. Por tanto podemos concluir que el mal economista busca un pequeño bien presente, que será seguido por un gran mal por venir, mientras que el verdadero economista busca un gran bien por venir, al riesgo de un pequeño mal presente.” (F. Bastiat, “Lo que se ve y lo que no se ve” 1850)

Leo algo de Frédéric Bastiat y enseguida me acuerdo de economistas como Paul KrugmanJoseph E. Stiglitz o el propio Ben Bernanke, entre otros. Neokeynesianos puros. También de políticos (casi todos) que se sienten cómodos bajo sus premisas. Y entonces rememoro a Obama y Michelle y a Zapatero y Rubalcaba: gasto público, planes de estímulo, planes E y demás. Y suspiro. En fin.

murcialiberal.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *