0

Documental sobre la próxima crisis financiera

En Objetismo.org han traducido un documental basado en el libro de Johan Norberg“Financial Fiasco”.

Es una auténtica lección para entender las causas de la crisis. Desenmascara a todos aquellos que siguen manteniendo que es la falta de regulación la causante de las burbujas económicas ya sean de las punto.com, inmobiliaria, financiera o de la actual de deuda pública en el mundo. Explica de forma velada la teoría de los ciclos económicos de la Escuela austriaca, la misma que Jesús Huerta de Soto desarrolló a finales del siglo XX en su libro “Dinero, crédito bancario y ciclos económicos“, con la descripción de cómo se forman las burbujas.

Peter Schiff consejero económico de Ron Paul, libertario, seguidor de la Escuela austriaca de economía y miembro del Instituto Ludwing von Mises, es uno de los participantes en este fantástico documental, imprescindible para todos aquellos que quieran saber que por culpa de la manipulación e intervención de los gobiernos de todo signo en la economía estamos ante la denominada “Gran Recesión“.

El título de este post está bien escogido pese a que el documental llega hasta el 2010. Como bien explican las medidas que se siguen tomando por parte de los gobiernos del mundo nos llevan irremediablemente al desastre total. Quizás Europa, gracias a la contención de Alemania, con Merkel a la cabeza, al haber asumido que el despilfarro de los estados no puede continuar un minuto más, y que no se puede manipular de manera grotesca la moneda, se salve de una nueva burbuja que sería el fin del status quo actual. El problema serio, como ya he mantenido alguna vez, lo tiene el Reino Unido y sobre todo los Estados Unidos que todavía no han tomado conciencia de que su auténtica bomba de relojería es: su deuda. En fin.

Sobredosis: La próxima crisis financiera

sobredosis

Enlace: http://www.youtube.com/watch?v=o3-uVqH0Bkc&feature=colike

 

(http://blogs.laopiniondemurcia.es/murcialiberal/2011/12/16/sobredosis/)

0

Sendas liberales

sendas-liberales

Hoy vengo a hablar de mi libro. Bueno, no exactamente. Como se lee en la contraportada: “Sendas liberales es una selección de los artículos que a lo largo de los últimos años han venido publicando en la prensa los miembros de la asociación cívica liberal Ciudadanos para el Progreso. Formada por profesionales de diversa índole (desde la empresa privada hasta la docencia, desde técnicos hasta escritores), sus miembros analizan cada uno de los problemas a los que se enfrenta la sociedad actual desde una compartida perspectiva liberal. Las cuestiones que abordan son, fundamentalmente, las referidas a problemas de política, educación, economía, arte y crítica contra la ideología socialdemócrata. Esta posición común de defensa sin paliativos de la libertad por encima de cualquier otro valor social y político es lo que dota a este libro de una fuerza antidogmática muy notable y constituye al cabo su principal valor”.

Rafael Herrera Guillén y Alberto Hernández Moreno son los editores del mismo y los autores, a parte de los mencionados, son: Manuel BallesterJosé Antonio BascuñanaSantiago DelgadoFrancisco Giménez GraciaJuan Antonio GranadosPaulo JorqueraAdela Martínez-CacháPedro Antonio Moya,Fernando NavarroCristina SánchezEnrique Ujaldón y un servidor.

Escribe Arcadi Espada en el prólogo del libro que “en estos artículos el lector encontrará puntos de vista diversos sobre las ideas, la política, el arte y la religión; también sobre la organización del mundo, de España y de Murcia. Es probable que discrepe con algunos de esos puntos de vista, o con muchos. Pero nunca podrá negar la transversalidad mayor: la destacada ausencia de cualquier reaccionario”.

“Sendas liberales” se presenta el próximo lunes 24 de octubre en el Museo de Bellas Artes de Murcia a las 19:00 horas. Intervendrán en el acto Ramón Luis Valcárcel, presidente de la CARM; Paloma Reverte, directora del diario La Opinión de Murcia;Alberto Aguirre de Cárcer, director del diario La Verdad de Murcia; Alfonso Galindo, profesor de la UMU y Alberto Hernández, editor del libro.

Publicado en http://blogs.laopiniondemurcia.es/murcialiberal/2011/10/18/sendas-liberales/

http://comunidades.laopiniondemurcia.es/blogs/manolo_marin/sendas_liberales-2064.html

 

0

1 de Junio. Movilizados por Cuba

1juniocuba1

cubalibre

Llamamiento al gobierno cubano y al mundo

Pedimos a todas las personas e instituciones defensoras de los derechos civiles en el mundo que contribuyan, y llamamos al gobierno cubano a:

-Liberar a los presos políticos en Cuba

-Levantar las prohibiciones que impiden a los cubanos entrar (a) y salir de su país

-Levantar las prohibiciones de acceso a Internet para los cubanos

0

Liberacción

liberaccion

liberaccion

Tuve la suerte hace un par de años de acercarme a Madrid para ir a la primera Cena de la Libertad que organizó el Instituto Juan de Mariana. Ya escribí mi crónica de la misma aquí. Este año, al igual que el anterior, no puedo asistir, pero no por ello quiero dejar de anunciar el evento. Será el próximo día 22 de Mayo y repetirán la experiencia del año pasado donde para completar el día organizan, junto a un grupo de editoriales y autores, Liberacción, la Feria del Libro Liberal.

Presentarán los libros de Carlos Rodríguez Braun y Juan Ramón Rallo, Francisco Cabrillo, Enrique Badía, Álvaro Lodares, Mauricio Rojas y Anthony de Jasay (Premio Juan de Mariana 2009).

Contarán con la participación de los periodistas Susana Criado, Antonio Salazar y con «nuestro» Pablo Molina para hablar acerca del liberalismo en los medios de comunicación.

Y además participarán Jesús Huerta de Soto y Carlos Rodríguez Braun en un debate junto a los asistentes sobre el tema «El liberalismo en la calle».

Espero que se dejen algo para el año que viene porque, si Dios quiere, no me la perderé.

0

Krugman

Krugman, el Nobel con nombre de tableta energética de chocolate, estuvo con Zapatero en una conferencia sobre innovación y desarrollo. Le dijo a la cara lo que luego no plasma en sus libros. Zeta creo que asentía porque realmente escuchaba la Ser y no la traducción simultánea. Krugman, el Nobel con nombre de tableta energética de chocolate, es muy de el «Solemne» o el «Solemne» es muy de Krugman. El economista defiende las tesis keynesianas de incremento del gasto público para relanzar la economía, pero seguro que al prepararse la conferencia y comprobar que en España nos gastamos aquí con crisis o sin crisis lo que no está escrito, decidió olvidarse por un día de su teoría. Veía que los españoles, jodidos españoles, le tiraban abajo sus tesis en el minuto uno: -«Lo mejor para salir de la crisis es aumentar la intervención del Estado en la economía española», o algo así que tendría preparado. -«¿Más?», dirían por lo bajini los economistas liberales que se congregaran a su alrededor.

Son la nueva hornada de comunicadores vacíos, vacuos, que son capaces de adaptar su discurso dependiendo del foro que le escucha. No saben ni lo que dicen. En el caso de Krugman, el Nobel con nombre de tableta energética de chocolate, se puede llegar hasta la duda (por lo del Nobel o por lo de la tableta), pero con el «Solemne» se supone que hace tiempo la incertidumbre quedó suficientemente disipada.

ZP está realmente grogui y está llevando a España al desastre. Aunque esto último no sea muy original, no está de más recordarlo continuamente porque muchos todavía creen, todavía, que este sujeto será capaz de sacarnos de la crisis.

0

La historia se repite

En el año 1545 durante el reinado de Carlos V se llevó a cabo una incautación de metales preciosos a los banqueros de Sevilla. La mala situación de la hacienda hizo que se recurriera al dinero depositado en las cajas de los bancos. La política imperial de apropiación no hizo más que incentivar la actividad bancaria de invertir en forma de préstamos la mayor parte de los depósitos recibidos: como no existía ninguna garantía de que los poderes públicos respetaran la caja de estas entidades, preferían dedicar los depósitos en préstamos que evitaban la expropiación, proporcionándoles además una rentabilidad más alta. Los gobernantes hacían la vista gorda y permitían dicha actividad pese a no estar permitido actuar con un coeficiente de reserva fraccionaria: les interesaba, a pesar de todo, que el negocio funcionara para utilizarlos cada vez que los necesitaran.

Pero, como siempre, llegó un momento que debido «la etapa de boom artificial causada por la inflación de metales preciosos provenientes de América y la expansión artificial del crédito, sin base de ahorro real suficiente, derivada del ejercicio de la actividad bancaria con un coeficiente fraccionario de reserva», llegó la inevitable recesión y la crisis económica. Además la realización por parte de los banqueros de «arriesgados negocios personales que acarreaban continuamente situaciones de grave compromiso (fletamiento de naves, comercio de navegación ultramarina, operaciones de seguros, especulaciones diversas, etc.), así como las repetidas incautaciones y necesidades de liquidez por parte de la hacienda real» ya comentada, fueron también causas esgrimidas de tal descalabro. Recuerdo en este momento que estamos en el siglo XVI bajo el reinado de Carlos V; lo digo por si alguien se cree que estoy describiendo una situación económica más cercana. Pero continuo con la historia que he sacado y resumido de una parte del ensayo de Jesús Huerta de Soto sobre la Escuela de Salamanca y que aparece en el número 11 de la Ilustración Liberal. La cosa no solo afectaba a los bancos sevillanos, sino que por Europa la situación no era mucho más boyante. La oferta monetaria que corría por aquellos años era en un importe elevado de «dinero bancario» o depósitos creados de «la nada por los banqueros que no conservaban en custodia el 100 por cien del dinero en metálico que les había sido depositado a la vista por sus clientes. Esto dio lugar a una etapa de gran florecimiento económico artificial que se revirtió inexorablemente a partir de la segunda mitad del siglo XVI cuando los depositantes comienzan a experimentar con temor dificultades económicas crecientes y surgieron las primeras quiebras de los banqueros más importantes de Florencia». Vaya, toda una coincidencia con la actualidad. Tenían su Lehman Brothers y todo: el banco Ricci. Este banco utilizó «una parte muy importante de sus depósitos para comprar fondos públicos y conceder créditos. Esta política de expansión crediticia debió arrastrar a los demás bancos privados por el mismo camino, si es que querían ser competitivos y conservar sus beneficios y participación en el mercado. Se produce así una euforia crediticia que da lugar a una etapa de gran expansión artificial que pronto comienza a revertirse». Se empezó a notar en las ciudades una importante escasez de dinero y los artesanos empiezan a no poder retirar sus depósitos y ni pagar sus deudas.

Como se puede comprobar la historia se repite. No ya la del último siglo, sino la del XVI. Al igual que antaño este hecho hizo que se creara una corriente en los escolásticos españoles conocida como la Escuela de Salamanca que denunciaron los excesos de los gobernantes y las malas prácticas bancarias, que consistían básicamente en actuar con un coeficiente de reserva fraccionaria, hogaño hay otra corriente que se desgañita en el desierto reclamando una menor intervención del Estado y un cambio en los privilegios que actualmente la banca obtiene de Él. Se llama liberalismo y lleva casi cinco siglos en boca de unos pocos.

0

Mises

Como bien nos informan en La Libertad y la Ley, el próximo día 10 de octubre se cumplirán 35 años de la muerte del más grande economista de la historia. De todo lo que voy leyendo sobre la crisis -que no es poco-, me quedo con este párrafo de la semblanza de la obra de Ludwig von Mises, «Ludwig von Mises: defensor del capitalismo», escrita por George Reisman, uno de sus más destacados alumnos y publicada en Liberalismo.org:

«Dentro de una importante contribución original al pensamiento económico, demostró que las depresiones eran consecuencia de la políticas de expansión crediticia patrocinadas por los gobiernos pensadas para rebajar los tipos de interés del mercado. Demostró que esas políticas creaban malas inversiones a gran escala, que privaban de capital líquido al sistema económico y llevaban a contracciones del crédito y de ahí a las depresiones. Mises era un destacado defensor del patrón oro y del laissez-faire en la banca, que, según creía, llevaría virtualmente a un patrón de reserva de oro al 100% y haría así imposible tanto la inflación como la deflación.»

Muchos columnistas de fin de semana que desde el estallido de la crisis de solvencia de los entidades financieras no paran de culpar al «capitalismo salvaje», al «ultraliberalismo», etc. se deberían acercar siquiera a una pequeña sinópsis de alguna de las obras de Mises. Quizá no seguirían escribiendo tantas tonterías.